¿Por qué los Libros Náufragos?

 

De toda la literatura que se parió desde que el mundo es mundo, apenas una mínima parte se ha publicado. Millones de textos fueron devorados por el paso del tiempo, o por el fuego, elemento al que les gusta recurrir a muchos escritores.  
Los otros millones que todavía existen hoy deben estar arrumbados en polvorientos cajones, en olvidados sótanos, en cuadernos de páginas ya amarillentas, en discos rígidos de computadoras, CD, pendrives, nubes, y en cualquier otro soporte que se le pueda ocurrir.

Esta situación de olvido o abandono puede deberse tanto a los caprichos comerciales de editoriales como también a la propia voluntad del autor. Me pregunto en estos instantes cuantos Frank Kafka existirán en el mundo, antes de la traición de su amigo Max Brod. O cuantos Andrés Caicedo deben pulular por ahí, antes de su anunciado suicido. 

Lo cierto es que habrá libros perdidos donde quiera que vayamos, será cuestión de estar atentos, de no ignorarlos, porque para ignorancia ya han tenido bastante.
Este blog tratará, entre otras cosas, de sacar a la luz algo de esa literatura olvidada, imagino que será como abrir un gran baúl arrumbado en un viejo sótano y revolver adentro para encontrar además de telarañas, algún tesoro.